El poder de los metales: máximos para el cobre, el hierro y el acero

Los futuros del cobre alcanzan máximos de 2011 al tocar en la sesión de hoy 9.750 dólares la tonelada, en la bolsa de metales de Londres. En lo que va de año, sube un 25%. Los futuros del también tocan máximos de 2011 en Singapur, mientras que los futuros del acero chino alcanzan nuevos máximos.

El acero tocó máximos por la promesa de China de reducir la producción, pero los metales se están beneficiando de las expectativas de una gran reapertura de las economías desarrolladas, lideradas por EEUU, que ha anunciado un gran plan de infraestructuras. Para algunos expertos se espera un superciclo de expansión en materias primas y metales.

La recuperación de EEUU se está acelerando y el plan de infraestructura de 2,25 billones de dólares del presidente Joe Biden impulsará sectores como los automóviles eléctricos y energías verdes, donde ciertas materias primas jugarán un papel fundamental.

“La gran parte del superciclo del cobre está sucediendo en este momento”, explica Max Layton, analista de materias primas de Citigroup. “La perspectiva alcista está impulsada por la descarbonización, y estoy totalmente de acuerdo con ello como catalizador durante los próximos tres o cuatro años, pero la gran parte de este ciclo está en realidad más relacionada con la escala del estímulo global”.

El cobre se encuentra en casi cualquier manufactura, desde el cableado eléctrico hasta los motores, está avivando las expectativas de mayores ganancias a medida que las naciones implementan objetivos climáticos más agresivos. Goldman Sachs espera que en 2021 supere 10.190 dólares y bata los 15.000 dólares en la próxima década.

“El cobre difícilmente podría alcanzar su punto máximo y retroceder con este mercado de fondo”, explica a Bloomberg Harry Jiang de Yonggang Resources. El experto apunta que un aumento en los casos de coronavirus por nuevas variantes amenazan con descarrilar los planes de reapertura en algunas regiones como India, mientras que los inversores están preocupados por un posible retroceso de los estímulos en China.

“No estoy de acuerdo en la perspectiva del cobre en 15.000 dólares”, indica Xiao Fu, jefe de estrategia de materias primas de BOCI Global Commodities.. “Habrá algunos estabilizadores automáticos antes de que nos acerquemos a ese tipo de niveles, y habrá ajuste de la demanda”, vaticina.

También hay que tener en cuenta en la posibilidad de una mayor intervención de las autoridades chinas, que están a favor de estabilizar los precios de las materias primas y ya han empezando una serie de restricciones a la producción en todas las industrias. Pekín ha anunciado que dejará de aprobar nuevos proyectos de aluminio como parte del impulso ecológico del país.

Esta perspectiva está impulsando al acero. China ha prometido reducir la producción, aunque hasta ahora las medidas han provocado un aumento en la oferta a medida que las acerías se preparan para las restricciones. También hay presiones alcistas por las huelgas en los puertos de Chile. El país es el cuarto productor de acero del mundo.

Fuente

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario