Andes Iron confirma despido de trabajadores de proyecto Dominga

241 andes ironEl 16 de abril último, la familia Délano anunció que decidió vender la totalidad de su participación en la empresa , que lleva adelante el proyecto minero en la comuna de La Higuera. En la oportunidad, la compañía aseguró que “mantiene su objetivo de seguir avanzando en los estudios de factibilidad y la obtención de los permisos ambientales que le permitan desarrollar el proyecto”.


Además, se dijo que “se establece el plan de acción para facilitar el ingreso de nuevos inversionistas, define el financiamiento del plan estratégico de la compañía y le entrega las facultades necesarias al hoy presidente ejecutivo de la sociedad, Iván Garrido De la Barra, para liderar esta nueva.

Cabe recordar que Dominga considera una inversión aproximadas de US$2.500 millones. Uno de los factores destacables de este millonario proyecto es el hecho que considerando la dura sequía que vive la Región de , se implementará la utilización de agua de mar mediante la desalinización. “Es difícil que los nuevos proyectos mineros que van a venir en el norte del país utilicen agua dulce, por la escasez que existe. Hay tecnología para desalinizar agua de mar, el problema es que se trata de una inversión importante”, indicó Garrido.

La dotación estimada de mano de obra involucrada en cada fase del proyecto alcanza a 9.800 trabajadores en construcción, 1.450 en operación y aproximadamente 980 para el cierre. En septiembre de 2013, el proyecto ingresó al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) para su calificación.

DESPIDOS. Pero a sólo ocho días de conocida la decisión de la familia Délano, se han comenzado a conocer los primeros efectos de esta decisión, la que se ha traducido en el despido de una cantidad importante de trabajadores del proyecto.

Pese a que Andes Iron no entregó el número exacto de los trabajadores desvinculados, a través de comunicaciones, sí confirmaron a El Día, dicha información.

“Debido a la caída sostenida en el precio del Hierro durante los últimos meses y la decisión de la familia Délano de vender su participación en Andes Iron, permitiendo así el ingreso de nuevos inversionistas, la compañía se vio obligada a tomar medidas para optimizar sus recursos y dar viabilidad a Dominga. Entre ellas, tuvo que desvincular a algunos de sus trabajadores, tanto en la oficina de Santiago como de Coquimbo. A pesar de esta dolorosa determinación, los equipos siguen avanzando en los estudios de factibilidad y la obtención de los permisos ambientales que posibiliten el desarrollo del proyecto minero en la comuna de La Higuera”, señaló la empresa.

Fuente

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario