La caída de precios no amilana a los gigantes del mineral de hierro

212 hierro camionLos precios se han derrumba­do y la demanda está cediendo, pero las mineras extraen cada vez más mineral de .
Las anglo-australianas Rio Tinto PLC y BHP Billiton PLC y la brasileña SA —los tres mayores productores de mine­ral de hierro del mundo— están incrementando la producción en una apuesta a que sus enormes eficiencias de escala les permi­tirán obtener ganancias, a pe­sar de que los precios se ubican a menos de la mitad de sus nive­les de hace cuatro años.


Las empresas también es­peran que los menores precios obliguen a competidores que tienen mayores costos a aban­donar el mercado, lo que les da­ría más poder para fijar precios a largo plazo.

Cliffs Natural Resources Inc. ya ha contratado banqueros para vender sus minas en Australia de­bido a lo difícil que le resulta com­petir. “Los tres grandes tienen el control y no hay mucho que se pueda hacer al respecto”, aseve­ra Lourenço Gonçalves, presiden­te ejecutivo de la firma de Cleve­land, Estados Unidos.

La situación es monitorea­da de cerca por siderúrgicas de China, Corea del Sur y Japón, los tres mayores importadores mundiales de mineral de hierro, el ingrediente clave para fabricar acero. Si los tres mayores actores del mercado, que generan más de 60% de todo el comercio ma­rítimo del mineral, aumentan su control, podrían ejercer una ma­yor presión durante las negocia­ciones de precios.

Un vocero de la Federación de Hierro y Acero de Japón, Takefu­mi Nagamine, reconoce que el grupo está preocupado por el oli­gopolio de los productores de mi­neral de hierro desde hace varios años. “La situación no ha cambia­do”, señala.

Durante el auge de las mate­rias primas de la última década hubo suficiente demanda en todo el mundo como para que las mi­neras pudieran producir con con­fianza la mayor cantidad posible, sabiendo que la construcción de infraestructura en economías en desarrollo la absorbería. La pro­ducción de mineral de hierro ha seguido aumentando a pesar de que el crecimiento se desacele­ró en esos mercados, junto con la demanda de acero.

“China no gastará lo que ha estado gastando en infraestructu­ra”, dice Mark Cutifani, presiden­te ejecutivo de la británica Anglo American PLC. “Aún hay muchos edificios sin ocupar”.

Lo que haga China es impor­tante para las mineras. El país importa dos tercios de todo el mineral de hierro que se comer­cia entre países, razón por la cual su demanda impulsa los precios. Anglo, otro importante productor de mineral de hierro, también está aumentando su producción a tra­vés de una nueva mina en Brasil, pero Cutifani prometió contener el suministro a futuro. Los tres grandes fabricantes de mineral de hierro deben mostrar disciplina o “pagarán un ”, asegura.

Otra voz que pide cautela es la de Ivan Glasenberg, presidente ejecutivo del gigante anglo-suizo de materias primas Glencore PLC, que aunque no es un gran produc­tor, opera con mineral de hierro. Señala que una cuarta parte del mineral de hierro mundial actual­mente es producción nueva y que la tendencia se mantendrá duran­te los próximos cuatro años. “Es­tamos dándole al mercado un ex­ceso de suministro y eso es lo que está acabando con el súper ciclo”, dijo ante un grupo de analistas.

Se prevé que la producción global de las cinco principales mineras de esta materia prima —Vale, BHP, Rio Tinto, Anglo American y Fortescue Metals Group Ltd.— crezca más de 40% por encima de 1.500 millones de toneladas para 2017, pese a que se estima que la demanda suba sólo entre 10% y 15%, según Char­les Bradford, quien administra una firma de investigación de metales. El resultado “será un desastre”, afirma.

En momentos en que los pre­cios del mineral de hierro caen a mínimos de casi cinco años, a menos de US$85 por tonelada, varias mineras pequeñas y me­dianas sienten la presión. Por ejemplo, Labrador Iron Mines Holdings Ltd., de Canadá, detuvo todas sus operaciones reciente­mente y argumentó que los pre­cios son demasiado bajos para cubrir los costos.

Aunque los precios han des­cendido a menos de la mitad de su máximo de alrededor de US$190, alcanzado en 2011, aún están a más del quíntuple de su nivel de 2004.

Debido a que el costo del mi­neral de hierro ronda los US$50 por tonelada y puede bajar hasta US$30 en el caso de las mineras más eficientes, los márgenes de ganancia pueden ser enormes. El mineral de hierro representa más de la mitad de las ganancias de BHP, y cerca de 90% de las de Rio Tinto y Vale.

Paul Gait, analista de Sanford C. Bernstein, proyecta que los pre­cios suban a US$105 por tonelada, en el extremo superior de las esti­maciones del sector de una banda de entre US$80 y US$100 en los próximos años. Sostiene que se debe, en parte, a que las grandes mineras tendrán tanta capacidad que lograrán fijar los precios.

Por eso, las mineras siguen expandiendo su capacidad. An­glo American comenzará a pro­ducir mineral de hierro antes de fin de año en su enorme mina en Brasil, tras años de sobrecostos que ascendieron a US$6.000 mi­llones. ArcerlorMittal, la mayor siderúrgica del mundo, está ele­vando las inversiones para ex­traer mineral de hierro en África Occidental y el norte de Canadá. Vale incrementó su producción 13% en el segundo trimestre.

Australia, el mayor expor­tador mundial, es el epicentro del nuevo auge del mineral de hierro, específicamente la re­gión poco poblada de Pilbara, en el oeste del país. Allí, BHP y Rio tienen enormes depósitos y realizaron grandes inversiones en infraestructura para trans­portar su producto con rapidez a China.

Al producir mineral de hie­rro por menos de US$50 la to­nelada, Rio Tinto es el produc­tor grande con el menor costo del mundo de este commodity, que luego vende a siderúrgicas y operadores en China, Japón y Corea del Sur. Además, tiene planes de expandir su presencia en la región de Pilbara.

Fuente

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario